Tecnologías para generar electricidad

En la antigüedad era mucho más difícil producir energía, de hecho en la era muy antigua no existía la electricidad, después de varios siglos de evolución, se han implementados diferentes formas de generar electricidad de una forma mucho más moderna, como la mencionadas a continuación.

 Energía Eólica: es la energía obtenida del viento, es decir, la energía cinética generada por efecto de las corrientes de aire, y que es transmutada en otras formas útiles para las actividades humanas. La energía eólica procede de la energía del sol (energía solar), ya que son los cambios de presiones y de temperaturas en la atmósfera los que hacen que el aire se ponga en movimiento, provocando el viento, que los aerogeneradores aprovechan para producir energía eléctrica a través del movimiento de sus palas (energía cinética).

 Energía mareomotriz: Es la que se obtiene aprovechando las mareas, mediante su empalamiento a un alternador se puede utilizar el sistema para la generación de electricidad, transformando así la energía mareomotriz en energía eléctrica, una forma energética más segura y aprovechable. Es un tipo de energía renovable, en tanto que la fuente de energía primaria no se agota por su explotación, y es limpia ya que en la transformación energética no se producen subproductos contaminantes gaseosos, líquidos o sólidos. Sin embargo, la relación entre la cantidad de energía que se puede obtener con los medios actuales y el coste económico y ambiental de instalar los dispositivos para su proceso han impedido una penetración notable de este tipo de energía.

 Energía Solar: consiste en la capacidad que tienen algunos materiales de generar electricidad al incidir sobre ellos la radiación solar. El principal material utilizado en la industria fotovoltaica es el silicio, elemento más abundante sobre la tierra después del oxígeno. Durante los últimos años ha crecido el número de fabricantes que utilizan otros materiales semiconductores.

 Energía Termoeléctrica: Consiste en generar electricidad aprovechando la radiación solar mediante un proceso de dos etapas, convirtiéndola primero en calor y luego en electricidad por medio de ciclos termodinámico convencionales. Mediante una serie de espejos de grandes dimensiones se concentra la radiación solar en zonas concretas, un fluido alcanza altas temperaturas capaz de generar vapor de agua y que conducido a una turbina, como en cualquier otra central térmica convencional, permite generar electricidad.

 Energía Biomasa: Es la fracción biodegradable de los productos, desechos y residuos de origen biológico procedentes de actividades agrarias (incluidas las sustancias de origen vegetal y de origen animal), de la silvicultura y de las industrias conexas, incluidas la pesca y la acuicultura, así como la fracción biodegradable de los residuos industriales y municipales.

 Energía Hidroeléctrica: generan electricidad mediante el agua, en la actualidad, cubren la cuarta parte de toda la energía eléctrica del mundo. Son grandes represas, obras ingenieriles majestuosas, que dejan pasar grandes cantidades de agua a través de ellas y las limitan, creando una presión tan grande que esta puede ser usada en turbinas conectadas a generadores eléctricos.